Refugios de la Guerra Civil Española

Refugios de la Guerra Civil Española

Los Refugios empezaron a diseñarse en 1936, a construirse en febrero de 1937 y finalizaron en 1938. Son Galerías subterráneas diseñadas por el arquitecto Guillermo Langle Rubio, el ingeniero de canales José Fornieles y el ingeniero de minas Carlos Fernández, que dirigieron la construcción de las galerías  a 9 metros de profundidad para salvaguardar las vidas humanas de los bombardeos acaecidos en la ciudad.

De los 4,5 km diseñados por el arquitecto se ha recuperado casi 1 km., que coincide con la arteria principal: el Paseo de Almería, aunque otros tramos de galería se encuentran repartidos por diferentes barrios. Los refugios llegaron a albergar a 34.144 personas cuando, en aquella época, Almería contaba con una población que rondaba los 50.000 habitantes. Los almerienses que no se refugiaban en las galerías, se guarecían en Refugios naturales, como las cuevas de La Chanca o los depósitos del mineral del hierro.

Una vez concluida la guerra, las bocas de acceso son  cegadas con una serie de quioscos racionalistas que pasan a formar parte del mobiliario urbano de la ciudad, quioscos que hoy todavía  podemos contemplar en algunas plazas.

Los refugios no se volvieron a utilizar y las galerías han permanecido dormidas hasta diciembre del 2006, cuando finaliza la  rehabilitación llevada a cabo por el Ayuntamiento de Almería. Actualmente, tienen el atractivo de poseer espacios recreados: un almacén despensa, un refugio privado donde se homenajea a Guillermo Langle Rubio y también se puede visitar el  quirófano, que cuenta con un instrumental perteneciente a la época. En la actualidad se han convertido en los Refugios más grandes de Europa  abiertos al público.