Disfruta Almería

Almería y la Arquitectura del Hierro

El Cable Inglés

Más imágenes en Flickr Documentos en Issuu Videos en Youtube Visita Guiada Mapa Comunidades

El cargadero de mineral, llamado “Cable Inglés”, está situado en la Playa de las Almadrabillas, junto al muelle de levante y en la terminal de un ramal de la vía férrea. Fue en un principio propiedad de la compañía minera inglesa “The Alquife Mines Railway Limited” (de ahí su nombre), que obtuvo la concesión en 1901, emprendiendo inmediatamente la construcción en 1902.

Es un ejemplo y obra maestra de la Arquitectura del Hierro de inicios del siglo XX. Su edificación es posible debido a la construcción del puerto y del ferrocarril, moviéndose su construcción en la corriente ecléctica pero introduciendo un nuevo lenguaje arquitectónico caracterizado por el empleo de nuevos materiales, como es el caso del hierro. Su entorno lo forman la playa y un puente de enlace con la estación de Renfe.

Se compone de dos partes diferenciadas: el acceso que une la estación del ferrocarril con el cargadero, y el propio embarcadero a través del que los trenes podían descargar directamente en la bodega de los barcos. Su acceso comienza en la terminal de la vía férrea, cuyo tramo medio reposa en amplios arcos de medio punto sobre pilares de cantería, separados por tramos metálicos a base de grandes vigas de hierro. En 1998 fue declarado Bien de Interés Cultural por sus valores históricos, simbólicos y estéticos.

Dirección: Playa de las Almadrabillas, s/n. 04001 Almería.

Monumento a la Tolerancia:

Junto a El Cable Inglés, en el mismo Parque de las Almadrabillas, se erige el monumento dedicado a las víctimas almerienses del holocausto nazi. Es obra de la almeriense Mª Ángeles Lázaro Guil y fue inaugurada en 1999 por iniciativa del último almeriense superviviente de los campos de concentración, Antonio Muñoz Zamora, el cual salvó su vida gracias a otro español que escribió en su ficha de entrada a la cámara de gas: "exterminado".

El monumento rememora a los 252 almerienses que, entre 1940 y 1945, estuvieron presos en los campos de concentración de Mauthausen y Gusen (Austria), y de los cuales 142 no sobrevivieron. Este es el mismo número de columnas de cemento (142) que componen el conjunto y rodean una parte central que representa los trabajos forzados que estos almerienses tuvieron que realizar.

Añadir al cuaderno de viaje

GALERÍA
Almería y la Arquitectura del Hierro

El Cable Inglés
VIDEO