La Catedral

La Catedral

La Plaza diseñada a mediados del siglo XIX, ha sufrido varias remodelaciones, la última en el año 2000. En ella destaca la monumental fachada que la preside de la catedral-fortaleza, del siglo XVI, con su portada principal renacentista.

La catedral se empieza a construir en el año 1524, tras el terremoto que en 1522 destruyera la primera, que estaba situada en la Medina, sobre la Antigua Mezquita Mayor. Su característica principal es la de ser catedral-fortaleza, porque se construye tanto para el culto religioso como para refugiarse la población de los ataques de piratas berberiscos. Característica ésta que se puede observar en su fachada principal:  empleo de grandes contrafuertes y torreones en sus esquinas, muros macizos y la decoración concentrada en su portada principal, donde campean el escudo de Carlos I de España y V de Alemania, y el del Obispo Fundador de la catedral, Fray Diego Fernández de Villalán. La portada lateral de la calle Velázquez, y denominada de “Los Perdones”, es del mismo estilo renacentista que la principal, aunque de decoración más sencilla.

En su interior, con planta de salón, y estructura de finales del gótico, destacan la Sacristía y la sillería del Coro, obras renacentistas construidas por Juan de Orea, y el Trascoro y el Claustro, neoclásicos de finales del siglo XVIII. El  Claustro, encargado a J. Antonio Munar tras la muerte de Ventura Rodríguez (autor del trascoro y el tabernáculo), es el mejor claustro neoclásico de las catedrales españolas. El Altar Mayor, remodelado en el siglo XVIII, está presidido por el templete o tabernáculo, y en su frontal a modo de retablo destacan las pinturas con escenas de la vida de la Virgen y dos relieves antiguos del XVI en el centro del conjunto: La Anunciación y el Calvario de Cristo. Sus capillas más sobresalientes se encuentran en la Girola, detrás del Altar Mayor: San Indalecio, El Cristo de la Escucha y la Virgen de la Piedad.

En la Plaza, frente a la fachada de la catedral, se sitúa el Palacio Episcopal, del siglo XIX. En la calle Cubo, en uno de los torreones de la catedral, pertenecientes a la capilla del Santo Cristo de la Escucha, se sitúa el característico Sol de Portocarrero, emblema de la ciudad.

Dirección: Plaza de la Catedral, s/n. 04001 Almería. Visitas turísticas: C/ Velázquez, a espaldas de la Catedral.

Teléfono: 950 234 848

Horario:
De Lunes a Viernes: 10:00h a 20:30h.
Sábados: 10:00h a 19:00h.
Domingos: 13:30h a 19:00h.

Misas: lunes a sábado: 9h a 20:00h. Domingo: 11:30 a 20:00h.

Precio: 5€ (incluye audioguía).

Visitas guiadas con reserva previa llamando al 669 913 628

MONUMENTO ACCESIBLE PARA DISCAPACITADOS

X