Monumento a la Tolerancia
Monumento a la Tolerancia de Almería

Monumento a la Tolerancia

Junto a El Cable Inglés, en el mismo Parque de las Almadrabillas, se erige el monumento dedicado a las víctimas almerienses del holocausto nazi. Es obra de la almeriense Mª Ángeles Lázaro Guil y fue inaugurada en 1999 por iniciativa del último almeriense superviviente de los campos de concentración, Antonio Muñoz Zamora, el cual salvó su vida gracias a otro español que escribió en su ficha de entrada a la cámara de gas: “exterminado”.

El monumento rememora a los 252 almerienses que, entre 1940 y 1945, estuvieron presos en los campos de concentración de Mauthausen y Gusen (Austria), y de los cuales 142 no sobrevivieron. Este es el mismo número de columnas de cemento (142) que componen el conjunto y rodean una parte central que representa los trabajos forzados que estos almerienses tuvieron que realizar.

X