Monumento a los mártires de la libertad
El pingurucho de Almería

Monumento a los mártires de la libertad

La Expedición de los «Coloraos», llamados así por el tono de sus casacas, fue un intento de insurrección liberal española durante la Década Ominosa que llevaron a cabo los emigrados liberales de la Sociedad de los Caballeros Comuneros, que operaba en Gibraltar tras la caída del régimen constitucional en 1823.

Los Coloraos partieron el seis de agosto desde Gibraltar y llegaron a Almería el catorce del mismo mes y desembarcaron cuarenta y nueve hombres bien armados y uniformados con sus casacas rojas. Pretendían levantar al pueblo almeriense contra el absolutista Fernando VII. El intento resultó infructuoso, pues los espías habían advertido de la invasión. Los que no murieron durante los combates fueron fusilados el día veinticuatro de agosto sin juicio previo, de rodillas y por la espalda.

En su memoria se alzó en Almería este monumento conmemorativo, el de los Mártires de la Libertad, pero fue destruido en 1943 con la primera visita del general Francisco Franco a Almería y durante la dictadura no se celebraron homenajes a estos hombres.

Con la llegada de la democracia se impulsó la recuperación de los homenajes y se reestableció el, conocido tradicionalmente, como “Monumento o Pingurucho a los Coloraos” .

Se encuentra en la Plaza de la Constitución.

X