La Colombine
Carmen de Burgos

La Colombine

(1867 – 1932)

Docente, pedagoga, escritora, periodista, corresponsal de guerra, viajera, conferenciante, republicana, miembro de una logia masónica, defensora de los valores humanos en general y de los derechos de la mujer en particular. Esta es Carmen de Burgos Seguí, Colombine, 1867-1932, uno de los personajes femeninos más importantes de toda el primer tercio del pasado SXX. Sus inquietudes intelectuales y su posicionamiento progresista, le llevaron a luchar frente a unas normas caducadas de convivencia que hoy están superadas: Ley del divorcio, derecho al voto de la mujer y sufragio universal, paridad ante la sociedad y libre capacidad para decidir sobre su propio destino. Su vida y obra, su legado histórico, no fue reconocido durante el régimen franquista.

Perteneció a una familia de la burguesía del S. XIX cuyo prestigio y consolidación económica se sustentaba en el enriquecimiento de las explotaciones mineras y el comercio exterior del esparto y la uva. Su padre, José de Burgos Cañizares y su tío, Francisco, ejercieron el cargo de vicecónsul de Portugal. Su madre Nicosia Segui Nieto, de diferente condición social, se vio sin embargo, beneficiada a los 13 años con la cuantiosa herencia de un terrateniente agrícola nijareño; con cortijos y fincas en el término de Rodalquilar. El matrimonio de ambos, donde confluyeron dos ramas, complementarias, le proporcionó a Carmen y a sus hermanos una seguridad económica y una educación acorde con su rango.

Carmen de Burgos, según certificó el Párroco de San Pedro a raíz de los estudios realizados por Florentino Castañeda que accede a su partida bautismal y  lo publica en la prensa local, nació en 1867 en el domicilio familiar situado en la Plaza de la Constitución, con acceso por calle Mariana número 16. Por tanto nació en Almería y no en Rodalquilar, localidad con la que, sin embargo, tuvo un gran vínculo.

Rodalquilar fue una constante referencia en su infancia. El corazón del Parque Natural de Cabo de Gata fue testigo de las correrías de una niña despreocupada, libre y soñadora. En varias de sus novelas y ensayos, evoca la memoria  pasada, vivida y disfrutada. Vivió su infancia entre Rodalquilar, el cortijo familiar de la Unión y la capital almeriense.

En su vuelta a la ciudad, vivió en el domicilio de la calle Teatro, por el Teatro Principal o de Campos, actual Calle Doctor Gomez Ulla. Carmen de Burgos se enfrentaba a su vuelta  a la urbe culta. Entraba en un mundo en el que los deseos estaban nítidamente diferenciados. Una élite minoritaria de reconocidos terratenientes, funcionarios y profesiones liberales viviendo en la opulencia, clientes asiduos de liceos, teatros y otras fiestas exclusivas, de un lado. De otro, la mayoría, formada por una mesa  de jornaleros, artesanos y pequeños comerciantes. Se encontró frente a una gran injusticia social y económica: lujo desmesurado frente a miseria y analfabetismo, ya en la capital,  recibió una educación propia de su clase.

Carmen de Burgos se casó muy joven, con 16 años con Arturo Álvarez Bustos, catorce años mayor que ella, poeta sarcástico y periodista, con el que colaboró activamente en su periódico, terminaron su historia de amor contrayendo matrimonio. El matrimonio, dado el talento del marido, desembocó en un irreparable fracaso, pese al inicial enamoramiento y  a los hijos habidos. La pareja se disolvió.

Realizó estudios universitarios que le valiesen para emanciparse del yugo marital y asegurarle el sustento económico a ella y a su hija Mª Dolores. Por esas razones y por su constante interés por superarse,  decidió estudiar Magisterio y en junio de 1895 obtuvo la Reválida de  Maestra en Granada.

En 1903 se convirtió en la primera mujer redactora de un periódico: “ El diario Universal” y su director le concedió la columna diaria titulada “Lecturas para la mujer” y la bautizaría con el sobrenombre que será su seña de identidad “La Colombine”. Inicia así una trayectoria profesional como periodista que le acompañará hasta el final de su vida. Carmen regresa a Almería en abril de 1904 enviada por el madrileño Diario Universal para cubrir la primera llegada del Rey Alfonso XIII a la ciudad, y allí visito a su familia.  A comienzos de 1904 tiene lugar uno de los principales trabajos que Carmen va a realizar y que va a sentar las bases de su gran legado feminista en su columna “Lecturas para la Mujer”. Realizaría una encuesta sobre la necesidad de una ley de divorcio en España. La consulta, el contenido de las respuestas y las conclusiones se publicarían su misma cuña en forma de folleto-libro titulado “El divorcio en España”. Un acto valiente y osado que podía poner en peligro su brillante carrera periodística que empezaba a repunta.

Inició una bonita amistad con Blasco Ibáñez por quien siempre había sentido devoción y le influyó en su radicalización política, en sus ideas republicanas y en su marcado anticlericalismo. Fue miembro de varias Asociaciones como la sociedad de Autores Españoles, de Escritores, de Artistas, de la Prensa o el Ateneo Científico de Madrid. En 1905 Carmen tuvo algunas intervenciones en actos públicos y conferencias como la pronunciada sobre la mujer en el Periodismo junto a Emilia Pardo Bazán, siendo la más importante la pronunciada en Madrid en el Paraninfo de la Universidad Central, en un acto convocado por la Unión Iberoamericana para conmemorar el tricentenario de la publicación del Quijote.

En 1906, Carmen vuelve a Madrid y se incorpora a la Escuela Superior de Industria , para impartir clases en la sección de enseñanzas de la mujer. En la época de la tertulia literaria “Miércoles  con  Colombine” el tiempo que intensifica su actividad literaria y periodística, intensificando las publicaciones del Heraldo de Madrid.  Es aquí donde conoció a Ramón Gómez de la Serna y mantuvo una relación de 1908 a 1929.

El año 1907 sería un duro año para Carmen. Con la llegada del gobierno de Maura y, del ministro de instrucción pública Rodríguez San Pedro, Carmen sufriría un acoso constante. En junio de ese año es trasladado a la escuela normal de Toledo. Le serviría a Carmen de cierta calma en tiempos tan duros de grata compañía de Charlas y Paseos

Esta época de esplendor literario coincide con el momento de la tertulia de Carmen de Burgos, que fue un revulsivo a la vida literaria madrileña, imponiendo el modelo europeo de salón literario  que Carmen conoció durante su viaje por Europa. El té de las 5 de la tarde fue uno de los cambios que se fue introduciendo con objeto de poder introducir su deseo de impregnar de cosmopolitismo el ambiente literario en contra  del casticismo que lo caracterizaba. En este viaje Carmen puso en práctica un nuevo proyecto educación, justicia social, regeneración y una lucha por construir una sociedad nueva.

Este año de 1909 guarda otro acontecimiento decisivo la Guerra de Marruecos, la actividad periodística en el Heraldo de Madrid se intensifica y Carmen no quería dejar esta oportunidad. No duda ni un momento en trasladarse a Málaga. Estando en Málaga realizar un viaje relámpago a Almería para pasar unos días con los suyos y zarpar definitivamente desde nuestro Puerto para viajar a Melilla, convirtiéndose así en la primera mujer corresponsal de Guerra “ Colombine en Melilla” sería el titular impactante que publicará el “Heraldo de Madrid”.

En el 1910, ya de vuelta en Madrid, ingresara y será militante activa de las filas del PSOE. Su actitud feminista se va consolidando y abandonará la postura tímida de sus primeras columnas.

En 1915 Carmen descubriría su otra patria, Portugal, lugar de regreso, de reencuentro y de descubrimiento donde inicia una nueva etapa junto al hombre que ha ocupado su vida en los últimos años y se forjará una amistad para el resto de su vida con Ana de Castro Osorio, quien para Carmen personificaba los avances logrados de la mujer en tierras portuguesas. Ana es la que dirigiría la cruzada de mujeres portuguesas cuya meta seria la defensa de los derechos de la mujer que será el germen de la futura cruzada de Mujeres Españolas que Carmen fundará en nuestro país. En Portugal estará hasta 1919 donde encontró el reposo y la tranquilidad para escribir.

En 1917, asiste Carmen a un acontecimiento muy importante en su vida : la boda de su hija con Guillermo  un joven muy vinculado al mundo del Cine. Son tiempos felices para Carmen y  para su carrera. Culmina el ciclo narrativo de Rodalquilar y publica la gran obra que le consagrará.

En 1919 vuelve a Portugal, sería el inicio definitivo de una nueva vida para Carmen y Ramón. Ana de Castro Osorio proclamará a Carmen como socia  de la Cruzada de Mujeres PortuguesasEn 1920 una visita de Ana de Castro a Madrid supondrá el estimulo necesario para el nacimiento de la Cruzada de Mujeres Españolas, donde tendrán cabida numerosas y destacadas mujeres del momento bajo la presidencia de Carmen. Uno de sus proyectos era presentar una serie de propuestas a las cortes encaminadas a eliminar barreras legales para la igualdad de la mujer, siendo entre otras:

  • Establecimiento del divorcio.
  • Investigación de paternidad
  • Igualdad entre hijos legitimos e ilegitimos.
  • La reforma del codigo civil que descriminaba a la mujer.

En 1921 fundaria la cruzada de Mujeres Españolas, organo de difusión de la propaganda feminista y ayuda directa a las mujeres. En 1922 la Cruzada de mujeres españolas organizó una manisfestación para hacer entrega en el congreso de todos sus reivindicaciones feministas.

  • Igualdad de derechos politicos
  • Igualdad de derechos civiles
  • Derogación de las leyes que cierran a las mujere en el desempeño de algunas carreras y empleos.
  • El jurado constituido por ambos sexos
  • Igualdad con el hombre en el codigo penal
  • Investigación de Paternidad
  • Igualdad hijos legitimos e ilegitimos
  • Centro de instruccion moral y civica de la mujer
  • Que desaparezca la prostitución reglamentada.

Poco tiempo después Carmen realizará el gran documento histórico “ La mujer Moderna y sus derechos” en la obra que consegrará como precursora del feminismo moderno en  nuestro Pais. En ella plasma sus largos años de lucha en torno al problema femenimo. Está enciclopedia es la evolución social de la mujer a las puertas de los acontecimientos más importantes que marcarán el primer tercio del SXX español.

Con la II República y la concesión del derecho de ser elegibles y electores a las mujeres, fue un momento de culminación para Carmen tras largos largos años de lucha personal y colectiva.

Le quedaba una última visita  a Almería será en 1931 fue especialmente emotiva y singular para una mujer que había alcanzado los ideales republicanos.

En el año 1931, en noviembre todavía tiene guardada su última sorpresa literaria se público “Puñal de claveles” obra que cerraba el ciclo de su anhelado Rodalquilar y en realidad toda la obra de Carmen, que contiene un mensaje interior: la esperanza de regeneración y felicidad.

Falleció el 8 de Octubre de 1932.

Sus obras encabezaron la listas negras de autores prohibidos por las autoridades del Regimen Franquista, su producción literaria y su año de lucha a favor de los derechos de la mujer……pero esta destapándose con la investigación literaria e histórica de esta mujer que luchó por la igualdad efectiva entre hombres y mujeres.