Concha Robles Pérez
Concha Robles

Concha Robles Pérez

(Almería 1887-Almería 1922)

Concha Robles Pérez, nació en Almería el 17 de Octubre de 1.887 en la calle de la Almedina. Hija de Juan Robles guitarrista, quién le inculcó en el mundo del teatro, y de Purificación Pérez.

Cuando tenía 12 años abandonó Almería para ir a Madrid y pronto se sintió atraída por el teatro, así a los 25 entró en la compañía de María Guerrero y Fernando Díaz que era la primera compañía artística de España. No le fue  fácil ingresar en ella, una de las pruebas era recitar a la perfección los versos de “El Alcázar de Perlas” del poeta almeriense Francisco Villaespesa. Dejó su carrera y se casó con el Comandante de Caballería Carlos Verdugo. Vivieron en Granada, la retiró del teatro y la convivencia del matrimonio fue insostenible debido a los extremados celos de su marido. Concha añoraba su trabajo de actriz y debido a la infelicidad que estaba viviendo en su matrimonio, se separó de su marido legalmente y comenzó de nuevo con su carrera que la llevaría a un trágico final.

Su muerte, en Almería, fue trágica. Concha Robles estaba preparando una función para el recién estrenado Teatro Cervantes de Almería en la ciudad que la vio nacer y pasó su infancia, para el 21 de enero de 1922, estrenaba la obra teatral “Santa Isabel de Ceres” de Alfonso Vidal Planas. Una obra que venía marcada por la polémica debido a su argumento que trataba sobre las así llamadas “vendedoras de amor” con toda la problemática que el tema conllevaba por el puritanismo de la sociedad.

Por ello el escenario del excelente y majestuoso Teatro Cervantes se pone a punto. Morbo en la calle, ensayos de la compañía, la prensa católica con el boicot… mientras tanto los empresarios del teatro animan a presenciarla diciendo que en el final hay una escena de disparos y con muerte incluida de uno de los personajes. Todo ello dividió al público antes su defensores; gente progresistas y joven y sus detractores, los conservadores que la tachaban de inmoral.

Teatro CervantesLas entradas se agotaron, era motivo de tertulia en bares y lugares de la capital almeriense. Hasta que por fin llego el día. El ex marido Carlos Verdugo, militar de profesión y de quien se separó por alejarla del teatro y los celos, se desplazó secretamente hasta el lugar para presenciar la obra, se dice que se le vio por la Cafetería Colón. Este entregó una falsa tarjeta para poder quedar con la actriz después de la función haciéndose pasar por un conocido empresario. Cuando Concha salió de su camerino se quedó petrificada al verlo allí, amenazante y con pistola en mano. Debido al terror que sintío se situó detrás de un joven llamado Manuel Aguilar de 16 años pensando que no se atrevería a disparar a un inocente. Fue inútil ya que saco su pistola y sin titubeos hizo varios disparos. Los espectadores ante los sonidos se quedaron atónitos hasta que Concha cayó sobre el escenario, la gente pensando que era parte de la obra comenzaron a aplaudir hasta que apareció también el joven Manuel herido y el director de la obra explicando los ocurrido. Rápidamente intentaron reanimarle sobre el sofá del attrezzo de la obra. Mientras tanto Verdugo se disparó en la sien, pero no murió, solamente quedo tuerto y fue condenado a cadena perpetua y el joven moribundo Manuel fue traslado al Hospital provincial donde murió de madrugada.

Conchita Robles con  35 años de edad, tuvo un final trágico y fallecío.  Y ahora se dice que vaga por las salas del Teatro Cervantes para poder concluir su  obra, la última escena.

En el año 2010, la ciudad de Almería, en la calle de la Almedina nº 14 que la vio nacer, ha colocado una placa en homenaje en ella.