Perceval
Jesús Pérez de Perceval

Perceval

(Almería, 1915-1985)

A Jesús Pérez de Perceval del Moral desde pequeño le interesó la pintura, quizás influenciado por su abuelo. A los 12 años ingresa en la Escuela de Artes y Oficios de Almería, donde pronto comienza a destacar. Uno de los privilegios de su posición acomodada son los continuos viajes a Madrid, donde se impregna de arte, fundamentalmente dibujando en el Casón del Buen Retiro y en el Museo del Prado. En 1934 obtiene la Medalla de Oro, premio de honor del Presidente de la República.

En 1936 obtuvo un gran éxito en la exposición nacional de Bellas Artes de Madrid. Al comienzo de la Guerra Civil se ve forzado a trasladarse a Valencia, donde realiza diferentes carteles propagandísticos de la República y, en 1937, se le concede la medalla de oro de la Exposición Universal de París, donde expone varios cuadros de temática antifascista. Terminada la Guerra, vuelve a Almería, siendo nombrado asesor provincial de artes plásticas, participando activamente con las autoridades políticas y religiosas en la reconstrucción artística de la ciudad, fundamentalmente en la imaginería religiosa de Cristo.

A principios de los años 40 Perceval constituye todo un punto de referencia en el mundillo artístico almeriense y su multidisciplinariedad le permite globalizar todas sus inquietudes en una determinada visión del arte y de la cultura que determina la visión estética de su obra, en ese mundo abigarrado de ideas y de tertulias surge una vía de canalización de todas sus inquietudes: el Movimiento Indaliano. Se gesta en las reuniones del café “La Granja Balear” donde Perceval invita a participar a unos jóvenes pintores de la Escuela de Artes (Capulino, Cañadas, Cantón Checa, Alcaraz y López Díaz) que, de pronto, se ven aceptados en las tertulias de las fuerzas culturales más vivas de la capital. Así va tomando cuerpo el nuevo concepto de arte mediterráneo  de Perceval, que toma el nombre de Movimiento Indaliano y la figura del “Indalianas” que culminan con la exposición del grupo en 1947 en el Museo Nacional de Arte Modero de Madrid. A nivel personal, destacar la influencia durante esos años de Vázquez.

Fuente De Los Peces, Perceval Durante la década de los cincuenta y sesenta realiza murales  en Granada y Almería y en 1971 obtiene la primera medalla del oro en el Certamen Nacional de Pintura de la Semana Naval de Alborán. Sus últimas influencias son las de Zabaleta y Dalí, de quien llega a tomar incluso algunas actitudes y poses. La llegada del cine y del turismo en la década de los sesenta acrecienta su imagen polifacética y aparece el interés por la fotografía.

De la pintura en Perceval se puede distinguir una primera etapa que comprende hasta la  fundación del Movimiento Indaliano. En su juventud es un pintor figurativo, trágico, de colores oscuros. Su pincelada es concreta, delimitando líneas con un gran juego de luces y sombras. Posteriormente se introduce en el mundo de la luz, comienza a dar la expresión de su arte con numerosas composiciones, las cabezas de mujer de pincelada concreta y acentuadas formas redondas, paisajes de alegorías, retratos y autorretratos donde se pueden apreciar esos tonos oscuros y rostros melancólicos.

Hay una segunda etapa que comprende los inicios del Movimiento Indaliano y tiene vigencia hasta los años cincuenta. En esta época conoce a Eugenio D`Ors, con quien coincidía en sus postulados estéticos. Éste  le apoya en todo momento considerándolo uno de los grandes hitos de la pintura española. Durante su estancia en Madrid, Perceval se erige en protagonista debido a la calidad de sus cuadros y al apoyo unánime de la crítica. Las obras de Perceval en estos años se basan en la estética indaliana: rostros clásicos con una expresión nueva, con colores vivos y una gran plasticidad. Su técnica de pintar la mayoría de sus cuadros en encáustica. Las formas las presenta muy delimitadas, mediante líneas límites, con gran detallismo.

La obra cumbre donde se pueden conjuntar todos los valores pictóricos de Perceval, realizándola con un gran dominio de composición, de delimitación de formas, de detallismo, de juego de colores y de contraste de luz y sombra, es la Degollación de los Inocentes.

Desde la década de los cincuenta hasta su muerte en 1985, conocemos al Perceval más comercial, sus temas son cabezas, paisajes insólitos, escenas simbólicas.

Personaje controvertido, agudo, irónico, verdadero pilar en la cultura almeriense del Siglo.XX, no ha dejado su huella en su variadísima obra y en el propio indalo, señas de identidad de Almería.

  • Fue muy amigo de Juan Antonio Cuadrado Ruiz. Arqueólogo y 1ª director del Museo Arqueológico.
  • Nació el 18 de abril de 1915, este año ha hecho 95 años.
  • El 2 de Octubre de 1985, murió, hace este año 25 años.
  • A Camilo José Cela lo conoció porque el padre de Camilo José Cela fue jefe de Aduana en Almería.Él nació en C/ Eduardo Pérez (antigua C/ Cid) hoy edificio nuevo.
  • En la C/ Jesús De Perceval en el nº 26, junto a los Franciscanos allí vivió desde que se fue de la calle Eduardo Pérez y allí tuvo su taller de imaginería.
  • Fue el escultor de la Fuente de los Peces con su taller de marmolistas ( Galvez) Guillermo Langle fue el que aceptó el proyecto porque fue el arquitecto municipal.
  • Fue el artífice del relieve de San Valentin que el Ayuntamiento lo va a colocar en la Plaza Campoamor y se realizó por suscripción popular.
  • En su imaginería prevalece en el retablo y en renacimiento, él era amante del arte de Miguel Angel.
  • 1941, Jesús de Perceval empezó con el movimiento Cultural Indaliano en el Café Granja Balear, Situado frente a la Habana y debajo estaba la 1ª Biblioteca Villaespesa.
  • Este año hace 65 años de la creación del símbolo Indalo que es la cara de Indalecio un hombre de Pechina y después se cogió el simbolo de las casas de Mojacar como Tótem.
  • En el café Colón se reunía mucho Perceval.
  • Las tertulias la tenia en el Circulo Mercantil, Casino Cultural y en los aljibes.
  • Conoció a Picasso en la exposición de la I Internacional de París en 1937.
  • Se veló su muerte en la capilla de San Indalecio en la Catedral.