Manolo Escobar
Manolo Escobar

Manolo Escobar

(1931 – 2013)

Manuel García Escobar (19 de octubre de 1.931, El Ejido 24 de Octubre de 2013, Alicante), fue el quinto de una familia de diez hermanos. Su padre, Antonio García, provenía del campo, aunque tuvo que dedicarse a numerosos menesteres para sacar adelante a su numerosa familia. La madre, era la entrañable “madrecita María del Carmen”. Con grandes inquietudes culturales, su padre insistía siempre en que sus hijos tuvieran una formación académica y en la música. Desde muy pequeños, aprendieron a tocar la guitarra y el laúd. Su hermano Baldomero se erigió en jefe de la compañía, y comenzaron a actuar en fiestas y bodas bajo el nombre artístico de “Los Niños de Antonio García“. Ya entonces, Manolo soñaba con ser cantante.

Los años cuarenta habían traído una sequía pertinaz a toda España y el campo no daba para más. Así que Antonio, emigró a Barcelona, a probar fortuna. Toda la familia (salvo los pequeños, que seguían en el colegio, por supuesto) se afanó por trabajar. Manolo encontró distintos empleos durante esos años, a la vez que participaba en los concursos de cante que se organizaban en las verbenas callejeras. La fama en los concursos de las verbenas le facilitó a Manolo el poder introducirse en otro espectáculo de la época: el cine-variedades: dos películas y un espectáculo de variedades. Cuando Raquel Meller se encontró con Manolo en un espectáculo de camino al camerino, le dijo: “Muchacho, tú llegarás… Yo sé de esto lo suficiente y he visto mucho. Llegarás, te lo aseguro“.

SUS COMIENZOS EN LA CANCIÓN CON SUS HERMANOS GUITARRISTAS

A principios de los 50, Manolo tuvo que cumplir el servicio militar y conoció a Eusebio, sobrino de una personalidad en el mundo de la radio, que le brindó a Manolo la oportunidad que lo introdujo en este medio. En cuanto Don José María Nadal lo escuchó, lo invitó a actuar a Radio Barcelona. En estas actuaciones, fue acompañado a la guitarra por su hermano Juan Gabriel. Y con el nombre de “Manolo Escobar y su guitarrista Juanito García”, llegó el examen para obtener el carnet profesional, que por supuesto aprobaron. Los cinco hermanos, siguiendo las instrucciones de Nadal, llegaron a formar el grupo “Manolo Escobar y sus guitarras”. Un nuevo estilo personal de música española, con un ritmo moderno.

Con el “sonido Escobar” ya elaborado, el grupo grabó su primer disco, y su fama fue en aumento. Las galas se hacían cada vez más frecuentes.

LAS PRIMERAS GIRAS DE “MANOLO Y SUS GUITARRAS” Y SU AMOR

El año 1.958, les llegó un contrato en una sala de categoría de Playa de Aro, en la Costa Brava. Después de renovar para la temporada siguiente, consiguieron otro contrato para hacer una gira de tres meses por el sur de Francia. Una vez terminada con gran éxito, se lanzaron a la aventura de conocer París, y allí transcurrieron varios meses sin parar de trabajar. De vuelta a España, conoció Manolo a una alemana que se encontraba con sus padres de veraneo, y entre ellos surgió un auténtico flechazo. Ana Marx volvió a su tierra, pero consiguió a su enamorado un contrato para actuar en Alemania. Y a los pocos meses de haberse conocido, Manolo y Anita contraían matrimonio, el 10 de diciembre de 1.959, en Colonia.

Al año siguiente, Juanito Valderrama llamó a Manolo para llevarlo en su espectáculo. Tan seguro de sí mismo se vio, que cuando Valderrama le propuso renovar el contrato, y aunque las relaciones entre ambos eran excelentes, Manolo rehusó la oferta y decidió montar su propio espectáculo.

LLEGA EL ÉXITO DEFINITIVO Y SU CARRERA CINEMATOGRÁFICA

En 1.961, Manolo debuta en Córdoba, en el teatro Duque de Rivas, con su propio espectáculo: “Canta Manolo Escobar”. A partir de entonces, Manolo se convierte en pocos años en un ídolo de multitudes, paseándose triunfalmente por toda España con sus diversos espectáculos, y grabando decenas de discos que en seguida saltan a la fama. En 1.963 se inicia su carrera cinematográfica, con la película “Los guerrilleros”, carrera que continuaría hasta los años 80, a razón de una película por año. Manolo actúa con naturalidad ante las cámaras. Los personajes que interpreta son simpáticos y del pueblo llano, como él mismo, y se mueven en torno de bellas y atractivas mujeres. Y siempre hay un final feliz.

Canciones como “el porompompero“, “mi carro“, “la minifalda“, “madrecita María del Carmen” o “mujeres y vino“, forman parte de la cultura popular española de los años 60 y 70.

RECONOCIMIENTOS

En junio de 1.975, en un Homenaje Nacional que tuvo lugar en el Palacio de los Deportes de Barcelona, Manolo recibió 19 discos de oro cosechados hasta entonces. Concha Velasco, su inefable compañera en cinco películas, fue la encargada de presentar el homenaje, al que acudieron 10.000 personas. También recibió la medalla de oro de la ciudad de Almería y el nombramiento de hijo adoptivo de la misma; distinciones de la Sociedad General de Autores de España, Diputación Provincial de Barcelona, Ayuntamiento de Badalona y un largo etcétera. Además, la Dirección General de Correos y Telecomunicaciones le impuso la insignia de oro de la corporación y la “capa de postas”, que sólo se otorga en casos excepcionales. También Correos creó un matasellos conmemorativo del homenaje, para una sola estampación, que se realizó en el propio escenario sobre una foto gigante del cantante.

LLEGÓ LA PEQUEÑA FLOR Y SIGUIÓ COSECHANDO ÉXITOS

En 1.978 llegó a las vidas de Manolo y Anita un nuevo ser: su hija Vanessa. Esto colmó de felicidad a la pareja, y todos sus admiradores se sintieron felices por tan grato acontecimiento. Era lo único que le faltaba a nuestro querido Manolo para la alegría completa.

Después del éxito millonario de “Y viva España”, que superó las expectativas del propio Manolo y de su casa discográfica, Manolo se embarcó en una tarea que quizás no haya sido suficientemente apreciada: grabó la selección antológica del cancionero español. Decenas de canciones inmortales de monstruos de la copla, pero con el sello particular de su voz y su particular forma de interpretar. “Antonio Vargas Heredia”, “Suspiros de España”, “Malvaloca”…

Una de las últimas actuaciones de Manolo Escobar, que será recordada por todos los españoles, fue en Madrid durante la celebración de “La Roja” por el triunfo en el Mundial de Fútbol de Sudáfrica en el 2010.

RETIRADA

El 17 de noviembre de 2012 anuncio su retirada del mundo de la música tras tras mas de 50 años sobre los escenarios. Su despedida hubiera sido, al finalizar su gira de despedida por toda España, la cual tuvo que anular a mediados de septiembre de 2013 tras unas complicaciones que sufrio en su enfermedad

El 24 de octubre de 2013 el artista falleció a los 82 años en su casa de Benidorm, victima de un cáncer de colón que padecía desde el 2010.

Era deseo de Manolo que sus cenizas fuesen esparcidas entre Almería (donde nació), Barcelona (donde comenzó su carrera profesional) y Benidorm (Donde residió gran parte de su vida)