ACTUALIDAD

15 de mayo de 2015

Un crucero con más de 800 pasajeros llegará a Almería el próximo jueves

El puerto de Almería se ha convertido ya en una referencia para los cruceros que atraviesan el Mediterráneo en esta […]

800 pasajeros - Turismo Almería

El puerto de Almería se ha convertido ya en una referencia para los cruceros que atraviesan el Mediterráneo en esta temporada. Debido a sus formidables características y al atractivo turístico de la ciudad, es ya tradición que la mayoría de buques de mediano tamaño procedentes de Cádiz atraquen en nuestras costas antes de continuar su travesía recorriendo el resto de Europa.

En esta ocasión, el crucero Boudicca, con bandera de Bahamas       y propiedad de la empresa británica Fred Olsen Cruises Lines, arribará a Almería el próximo jueves 21 de mayo. Un buque de 205 metros de eslora que transporta a 840 pasajeros y 320 tripulantes y que será recibido, como siempre, por la Empresa Municipal Almería Turística (EMAT) con un stand a pie de barco. La llegada de un navío de estas características supone el reconocimiento al gran trabajo realizado por el Área de Turismo del Ayuntamiento de Almería, que ha logrado colocar a la capital entre los destinos más apetecibles para los turistas extranjeros y, por otro lado, también una gran oportunidad para la hostelería local, que puede dar servicio a casi un millar de visitantes durante unas horas.

El Boudicca recibe su nombre de la reina de una tribu que habitaba en las islas británicas allá por el año 30 d.c. llamada Icení. Su nombre significa ‘victoria’, lo que viene a escenificar a uno de los orgullos de la flota de Fred Olsen. Este crucero destaca por ofrecer unas comodidades al alcance de otras pocas compañías en Europa. Se enorgullece de poder transportar un número limitado de pasajeros para que estos puedan disfrutar con más amplitud de los atractivos de sus instalaciones. Además este concepto de buque, con menos capacidad, permite al Boudicca llegar hasta puertos que a otros macrobarcos les es imposible, ofreciendo una experiencia mucho más cercana al pasajero, permitiendo tener vistas más cercanas de paisajes de ensueño del Mediterráneo.

Ya dentro del barco, un sinfín de alternativas de ocio con cuatro restaurantes, lounge, jacuzzis, tres piscinas y un servicio de buffet al aire libre cuando el tiempo es propicio. Además existe la posibilidad de practicar deporte o disfrutar de las diferentes actividades de entretenimiento que se ofrecen en este navío.