ACTUALIDAD

22 de agosto de 2015

‘Tradiciones de Almería. La Feria’ desvela la historia de la semana grande de la capital

La #FeriadeAlmería es la semana más esperada del año por todos los almerienses, pero también son muchos los visitantes que […]

La semana más grande de la capital - Turismo Almería

La #FeriadeAlmería es la semana más esperada del año por todos los almerienses, pero también son muchos los visitantes que vienen a disfrutar y divertirse en esta gran fiesta que se vivirá en la ciudad a partir de esta noche. Por ello, el Área de Turismo del Ayuntamiento de Almería ha puesto en marcha a través de la Oficina Municipal de Turismo una visita guiada especial dentro de su calendario habitual de los fines de semana. El recorrido ‘Tradiciones de Almería. La Feria’ ha contado con más de 30 participantes y ha deshojado los secretos y curiosidades de esta festividad a lo largo de los siglos a través del centro de la capital. El cartel de Feria, los toros, la aparición de la Virgen del Mar o los distintos recintos feriales que ha tenido la ciudad han sido solo algunos de  los temas en los que se ha profundizado.

“Una de las cosas que más llama la atención a los visitantes es la tradición de las tapas y de la Feria del Mediodía, que les encanta, porque dicen que así pueden probar un poco de todo” explica Rafa Membrives, uno de los guías oficiales de la Oficina de Turismo del Ayuntamiento, situada en la Plaza Vieja, y encargado esta mañana de dirigir al grupo a través de la historia.

La visita comenzó, como es habitual, en la Plaza Vieja, lugar en el que la Feria de Almería empezó a celebrarse en sus orígenes, en el siglo XVII. Por aquel entonces, la Feria se celebraba en invierno, hasta el verano de 1807 en que adquirió su fecha actual, que varía de año a año, coincidiendo con la última semana de agosto. También la Plaza Vieja acogía por aquel entonces las corridas de toros, ya que no había aún plaza. La primera corrida de toros de Feria tuvo lugar en 1654, y el primer castillo de fuegos artificiales en 1759. Hasta el siglo XIX no se consideró oficialmente que la Feria fuera en honor a la Virgen del Mar, Patrona de la ciudad, aunque en los corazones de los almerienses era así desde mucho antes.

Tras repasar los primeros años de historia de esta festividad y recorriendo la Calle de Las Tiendas y Puerta Purchena, que también acogió en su momento la Feria, los participantes de la visita han conocido otras curiosidades. Han sido protagonistas los carteles de Feria (el primero fue realizado en 1894), las típicas tapas almerienses, el clásico paseo de caballos, las meriendas de los toros o el ‘Tren Botijo’, que unía Almería y Granada y era utilizado para ir y venir a la Feria desde la ciudad vecina, con un viaje de 12 horas de duración.

Bajando el Paseo se han recordado diversas tradiciones, hasta llegar a la Basílica de la Virgen del Mar, donde se ha contado la aparición de la Patrona de la capital. Para finalizar este completo itinerario, el Parque Nicolás Salmerón ha sido el último escenario, ya que también allí se celebró la Feria durante muchos años, al igual que en lo que hoy es el Parque de las Almadrabillas y junto al Auditorio Maestro Padilla. Precisamente al trasladarse allí el recinto ferial se comenzó la tradición de la Feria del Mediodía en el centro, para reactivar esta zona de la ciudad durante esa semana.

Muchos han sido los puntos clave visitados y explicados a lo largo de la hora y media de visita, pero lo mejor es vivir la Feria de Almería en primera persona y quedarse con este consejo: disfrutar al máximo de la semana más esperada del año.

 

Visitas guiadas

 

El programa de visitas guiadas continúa con su actividad frenética del verano todos los fines de semana. Para obtener información sobre esta u otras visitas y realizar reservas se puede acudir a la Oficina Municipal de Turismo, situada en la Plaza Vieja, de lunes a viernes de 09.00 a 14.00 horas y de 18.00 a 20.00 horas, y los sábados y domingos de 10.00 a 14.00 horas y de 18.00 a 20.00 horas. También se puede solicitar más información en los teléfonos 950 210 538 y 950 280 748. Todas las visitas tienen un precio de dos euros.