ACTUALIDAD

28 de octubre de 2015

¿Truco o trato?

Preparad vuestros disfraces, vuestras bolsas para dulces y vuestro paladar para disfrutar de las exquisiteces que ofrece la festividad de […]

Truco o Trato - Turismo Almería

Preparad vuestros disfraces, vuestras bolsas para dulces y vuestro paladar para disfrutar de las exquisiteces que ofrece la festividad de Todos los Santos. Y no nos referimos a los caramelos que llenan las bolsas de los niños (que también), que se van llenando con el soniquete de ‘truco o trato’. Aunque muchas de las tradiciones de ‘Halloween’ nos encantan, para este puente nos quedamos con los dulces tradicionales que siempre se han cocinado por el Puente de Todos los Santos. Y además, os dejamos los enlaces a las recetas de cada uno para los más valientes, gracias al blog de María Lunarillos.

Bunyuelos-de-todos-los-santos-1-600px
Buñuelos de María Lunarillos

Para empezar, qué mejor que los huesos de santo. Elaborados de mazapán (pasta de almendra), de color blanco y forma alargada y cilíndrica, semejante a la de un hueso con su tuétano, y normalmente rellenos de dulce de yema. Podríamos comernos todo un esqueleto de estos ricos dulces.

Los buñuelos son otro clásico, en varias modalidades. Desde los buñuelos o ‘pebetes’ de calabaza, muy típicos de Laújar del Andarax, hasta los más conocidos buñuelos de viento, llamados a veces directamente buñuelos de Todos los Santos. Este postre es de herencia judía, ya que los sefarditas elaboraban unos bollos fritos con harina de trigo a los que llamaban ‘bimuelos’ ya en el siglo X para celebrar la Janucá, fiesta judía es muy próxima en fechas al inicio de noviembre. Estas bolas de masa elaboradas con harina de trigo, manteca y huevos se fría en aceite caliente y se pueden rellenar de crema, chocolate, chantillí…

Leche-frita-F1B
Leche frita de María Lunarillos

Aunque no es originaria de Andalucía, es en esta región, concretamente en Almería y Granada, donde más típica se ha vuelto  la leche frita. Este dulce de harina cocida con leche que tras espesarse se fríe es una más de las delicias que podremos degustar durante el puente.

Durante este puente, olvidaros de pócimas y aprovechad para probar estos dulces típicos que os hechizarán.