ACTUALIDAD

1 de junio de 2017

Una noche mágica a la orilla del mar

La Noche de San Juan reúne a miles de personas en las playas de la ciudad Aunque Almería puede presumir […]

Fiestas y tradiciones - Noche de San Juan

La Noche de San Juan reúne a miles de personas en las playas de la ciudad

Aunque Almería puede presumir de buen clima casi a lo largo de todo el año, el mes de junio es especialmente esperado por muchas personas y es que con él también llega el verano. Una estación en la que, sin duda, las largas tardes y las calurosas noches invitan aun más a disfrutar de las actividades al aire libre, como pasa en la Noche de San Juan, en la que miles de almerienses llenan las playas de la ciudad.

Para aquellos que no conozcan la Noche de San Juan se trata de una festividad muy arraigada en Almería que se celebra en la noche del 23 al 24 de junio. Una jornada en la que se programan distintos eventos divididos entre las 16 playas de la capital de los cuales podemos disfrutar de un gran espectáculo de castillos de fuegos artificiales representativos de la ciudad, su cultura y su tradición que se realizan en el conocido como ‘Espigón de los Gatos’.

Además, como manda la tradición, no pueden faltar las hogueras realizadas con maderas apiladas a pie de playa, donde es una tradición escribir en un papel todos los deseos que queremos que se cumplan al igual que recuerdos que se quieran borrar de nuestra vida y prenderlo en la hoguera para purificarse.

Una noche en la que los ciudadanos se reúnen en la playa con sus familiares y amigos y se instalan en la arena de la playa para encender sus hogueras y prenderlas a lo largo de la noche mientras se preparan sardinas, barbacoas de carne y un largo etcétera. Otros prefieren pasear y tomarse algo en el Paseo Marítimo, El Toyo, Costacabana o Retamar.

El broche de oro a esta jornada de tradiciones lo ponen los fuegos artificiales que, puntuales a medianoche, marcan el momento en el que hay que mojarse los pies, las manos y los ojos para purificarse y tener buena suerte, aunque algunos valientes optan por tomar un baño. Después, todos a acercarse a la hoguera para seguir disfrutando de esta noche mágica a la orilla del mar.