El alcalde entrega al comedor social de La Milagrosa y Casa Nazaret los 15.000 euros del abanico solidario

El alcalde entrega al comedor social de La Milagrosa y Casa Nazaret los 15.000 euros del abanico solidario

Ramón Fernández-Pacheco anuncia la compra por el Ayuntamiento de otros 5.000 abanicos, cuya venta también irá a causas sociales

Que Almería es solidaria es una realidad que se demuestra en todas las actividades que se organizan para recaudar fondos. De esta manera, las 5.000 unidades del abanico de la No Feria que puso a la venta el Área de Promoción de la Ciudad al precio de 3 euros para destinar la recaudación íntegra a fines sociales se agotó en apenas dos días. Esta mañana, el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, ha procedido a la entrega de la recaudación de 15.000 euros a La Milagrosa y Casa Nazaret (la mitad del importe para cada entidad) para que lo destinen a su labor social.

El alcalde ha afirmado que “toda la ayuda que ofrezcamos a aquellos que dedican su vida a los que más lo necesitan es un dinero bien invertido. A lo largo de la crisis sociosanitaria provocada por el Covid se han multiplicado las situaciones de vulnerabilidad e instituciones como Casa Nazaret o el comedor de La Milagrosa han estado siempre al lado de los almerienses que lo han necesitado. Por eso es de justifica que los almerienses les devuelvan parte de esa gran ayuda materializado en este dinero”.

Ramón Fernández-Pacheco, acompañado por el concejal de Promoción de la Ciudad, Carlos Sánchez, ha querido “agradecer a los almerienses que se acercaron a comprar los 5.000 abanicos solidarios y que agotamos en apenas dos días”. Y ha aprovechado para anunciar que “como hemos tenido tanto éxito y tantas peticiones, hemos decidido encargar otras 5.000 unidades. El Ayuntamiento ya ha iniciado los trámites, que tardarán algunas semanas. Ojalá que tengan el mismo éxito y ayuden a los almerienses que más lo necesiten”.

El Área de Promoción de la Ciudad informará en su debido momento cuando se pondrán a la venta las nuevas unidades en la Oficina Municipal de Turismo y cuya recaudación también tendrá fines sociales. “De esta manera, daremos respuesta a todos aquellos almerienses y coleccionistas que se quedaron sin ellos, y, sobre todo, recaudaremos un dinero que ayudará a los almerienses que más lo necesitan”, valora el alcalde.

El primer edil y el concejal de Promoción de la Ciudad se han desplazado primero al comedor de La Milagrosa donde han sido recibidos por sor Mari Ángeles, superiora del centro, sor Concha Mérida, y Catalina Blesa, trabajadora social. Sor Mari Ángeles ha afirmado que “es un momento muy delicado, pero es donde más se ve el corazón de la gente. Estamos muy agradecidos al Ayuntamiento de Almería y a todos los que han comprado el abanico solidario, porque nos cuesta mucho trabajo darle de comer a 150 personas cada día”. La religiosa reconoce que “se ha ampliado el perfil de las personas que vienen al comedor. Recogemos a la gente que vive en la calle, pero a ese grupo se han sumado otros que lo están pasando mal por la crisis económica provocada por el Covid. Por ejemplo, los primeros días del confinamiento vino un chico y nos dijo que había puesto todos sus ahorros en un bar y al tener que cerrarlo no tenía nada. Pues le dijimos que aquí no le iba a faltar un plato de comida”.

Después, el alcalde se ha acercado hasta Casa Nazaret, donde viven 36 personas que se encuentran en situación de exclusión social, entre ellos mayores, personas con discapacidad o que padecen una enfermedad grave. Les han recibido las hermanas María Dolores Valverde y Almike Duo. Esta última ha confesado que “los almerienses son muy espléndidos y es emocionante ver cómo se entregan. La gente nos quiere mucho, por eso no podemos más que darle las gracias a todos”. Y ha añadido que “los abuelillos que tenemos alojamos la verdad es que llevan mucho tiempo sin salir, por precaución, pero tenemos un jardín amplio donde pueden pasear y ver la luz del sol y, gracias a Dios, todos están bien”.

X