Puerta de Purchena y Paseo de Almería

Puerta de Purchena y Paseo de Almería

Todo el urbanismo del ensanche de la Puerta de Purchena y del Paseo de Almería se llevó a cabo a mediados del siglo XIX. La Puerta de Purchena, centro neurálgico de la ciudad, se ubicaba concretamente en la confluencia de la actual Plaza del Carmen y Plaza de Manuel Pérez García. Antiguamente era la “Puerta de Pechina”, la principal de entrada a la ciudad que conectaba con el camino de Pechina. Por error los cristianos la conocerán como Puerta de Purchena. Fue derribada, como la mayoría de las murallas, en 1855. La puerta, de acceso directo, estaba encuadrada por dos torreones en talud en la base.

El Paseo de Almería, junto con la Puerta de Purchena, es en la actualidad un punto de encuentro de los almerienses de cara a la visita comercial, de gestión de negocios en los cafés de alrededor, o simplemente un espacio del paseo matutino. Si inicialmente la Puerta  fue un espacio extramuros, se convertirá, con motivo del desarrollo urbano de la segunda mitad del siglo XIX, en pieza central de la trama urbana.

Dentro del ensanche burgués de levante, en la segunda mitad del siglo XIX, y tras el derribo de las murallas, el Paseo y la Puerta de Purchena se convierten en la zona privilegiada de la ciudad, estando unido el desarrollo urbano de la ciudad en este periodo, al amparo de la minería y el comercio de la uva que enriquece a la burguesía.

A lo largo del Paseo y en la Puerta de Purchena se pueden observar ejemplos de viviendas de la burguesía almeriense de finales del siglo XIX o principios del siglo XX. Se trata de viviendas unifamiliares o plurifamiliares, entre las que destaca la “Casa de Las Mariposas” en pleno corazón de la Puerta Purchena. Esta casa es conocida por “Casa de los Rapallo” por uno de sus propietarios o “Las mariposas” por el motivo decorativo más llamativo que presenta. Fue diseñada por el arquitecto municipal Trinidad Cuartara Casinello.

X