Puerto y Parque Nicolás Salmerón
Palacio de los Vizcondes del Castillo Almansa

Puerto y Parque Nicolás Salmerón

Del puerto musulmán, tan importante en el siglo X, no quedan huellas. Fue desde Abderramán III (siglo X) sede de la flota califal y eje de una intensa vida comercial. A través de él, Almería mantenía contactos con todo el Mediterráneo.

En el siglo XIX la construcción del Puerto fue una auténtica necesidad y una de las principales mejoras de contribución al engrandecimiento de la capital, colocando la primera piedra del embarcadero el 23 de mayo de 1847, en lo que hasta entonces no era más que una playa abierta. La necesidad de exportación de la uva primero, y del mineral de hierro después, fueron factores determinantes en la construcción del Puerto de Almería.

Las necesidades de la fundición del plomo de los Heredia en Pescadería, aceleraron la construcción de un muelle a poniente, mientras que la Junta de Obras del Puerto, intentaría activar la construcción del muelle de levante y la dársena que culminaría en 1906. Uno de los productos más importantes del tráfico portuario fue el mineral del hierro, de ahí que adquiriese gran importancia el cargadero de mineral o “ El Cable Inglés”, ejemplo representativo de la Arquitectura del Hierro y de la importancia minera del siglo XIX.

En la actualidad, el puerto se divide en tres zonas: “el muelle de poniente” o dársena pesquera, la dársena comercial, donde atracan los barcos, y la dársena deportiva, con el puerto deportivo y la playa, donde se encuentra “El Cable Inglés”. Hay que destacar el muelle de levante, donde se construyeron las escalinatas reales con la llegada a nuestra ciudad de Isabel II. Desde este lugar se observa una bella panorámica urbano-marítima.

En el Parque Nicolás Salmerón está la Fuente de los Peces, actual Plaza de la Marina, que sirve de separación entre el Parque Viejo (a poniente) del siglo XIX y el Parque Nuevo construido en 1940, en honor del Presidente de la Primera República, D. Nicolás Salmerón, nacido en Alhama (Almería). El Parque fue restaurado completamente en los últimos años del siglo XX. En el tramo dedicado a Nicolás Salmerón destacan dos surtidores de agua que representan la figura del “Marino” y de los “Delfines”. Frente al Parque y al Puerto se erige la reciente urbanización de la Rambla (siglo XX y principios del XXI) que da a la ciudad un aspecto de modernidad.

X