Muralla de Jayrán

Muralla de Jayrán

En el cerro denominado San Cristóbal, discurre la Muralla de Jayrán, que se trata de los restos del antiguo amurallamiento del barrio de la Musalla, erigido en el siglo XI. El rey taifa Jayrán mandó amurallar este núcleo, dejando una parte del cerro en el interior y uniendo la Alcazaba con la cota más alta de la ciudad, lo que le confería una ventaja defensiva.
El cerro era denominado en esta época Monte Laham, el monte de la Carne, por las carnicerías y mataderos ubicados a sus pies, que surtían de este producto al antiguo zoco de la ciudad, en el lugar donde hoy se sitúa la Plaza Vieja.

El nombre de San Cristóbal procede del corto periodo en el que Almería estuvo bajo el dominio de Alfonso VII, en 1147 en el que se erigió por los templarios un fuerte capilla dedicado a San Cristóbal, que tan solo estuvo activo 10 años, pues la ciudad en 1157 fue retomada por los almohades. Aun se conservan algunas torres circulares y semicirculares de este periodo, alternando con las torres cuadradas originarias de su constucción en el siglo XI.

En este impresionante mirador de la ciudad, se encuentra sobre un gran pedestal de piedra, la imagen del Sagrado Corazón de Jesús, de 5 metros de altura y erigida en 1930. La imagen original fue destruida en los inicios de la Guerra Civil, construyéndose de nuevo al final de la contienda. Esta escultura que bendice a la ciudad, está realizada en mármol blanco del pueblo almeriense de Macael.

X