Círculo Mercantil y Teatro Cervantes

Círculo Mercantil y Teatro Cervantes

El Círculo, fundado entre 1887 y 1899, tenía, junto con el Ateneo, su sede en la Plaza de San Pedro. Posteriormente, ambas sociedades se separan. Fue presidente de la sociedad D. Ramón Orozco, perteneciente a una importante familia que durante la segunda mitad del siglo XIX impulsó el negocio minero en Almería. En 1900 la sociedad estrena local en el Paseo del Príncipe. Más tarde, en 1904, el Círculo se encontraba en un inmueble situado de nuevo en la Plaza de San Pedro, teniendo su sede definitiva en el Paseo, en el edificio del Teatro Cervantes, en la década de 1920.

Sus salones actuales son  sede de toda clase de actividades culturales, literarias y exposiciones, así como de baile de carnaval y fin de año. Su decoración interior es de 1920. La Sociedad tuvo una gran importancia en la vida económica de Almería, interesándose en el desarrollo de los medios que diesen riqueza a la ciudad: ferrocarril, puerto, mejoras técnicas mineras y agrícolas.

La construcción forma parte del conjunto del Teatro Cervantes. Concretamente, la fachada que mira al Paseo de Almería, es de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Presenta una clara tendencia monumentalista: grandes arcos de medio punto, balcón con balaustrada, con detalles de un claro naturalismo y estilización que le aproximan a la tendencia modernista, destacando los brazos de lámpara simulando girasoles. Además, presenta motivos figurativos simbólicos en su fachada que hacen alusión a la función del edificio: liras, máscaras o el relieve de Cervantes.

El Teatro Cervantes fue uno de los proyectos de más larga ejecución del periodo arquitectónico contemporáneo almeriense de finales del siglo XIX. El comienzo de las obras se remonta a 1866, coincidiendo con el permiso solicitado de la empresa constructora al Ayuntamiento. Tras unos inicios prometedores, las obras se estancaron hasta 1898, cuando el arquitecto Enrique López Rull, realiza los planos correspondientes al edificio actual. Las obras no comenzarán hasta 1910, y finalmente, el que pasó a ser el teatro más importante de la ciudad, se inauguró en 1921.