Richoly
José Fernández Campos "Richoly"

Richoly

(1920 – 1995)

José Fernández Campos, Richoly nació en Adra en 1920. Su familia era oriunda de Berja, cuidad a la que marcharon, pasando en ella parte de su infancia. Su madre se llamaba Gádor Campos Padilla y su padre, Salvador Fernández “Richoli”.  Pasó gran parte de su vida en la capital en la que dinamizó la cultura musical almeriense. Coincidió con Celia Viñas en las tertulias indalianas cuyo fundador fue Jesús de Perceval.

Richoly debuta en 1945 como concertista de guitarra en la Universidad Menéndez y Pelayo. Desde que llegó a la capital almeriense en el período de posguerra civil española, se dedicó al mundo de la música, tanto en el espectáculo como en la enseñanza de este arte. Se instaló en el Teatro Apolo y desde allí dirigió a los Coros y Danzas de Educación y Descanso y la Sección Femenina, con los que realizó giras por todo el mundo, ejerciendo de director e instrumentalista, contribuyendo en la fundación de música folclórica almeriense. Sería en el Teatro Apolo y durante más de 30 años Richoly enseñaría a tocar la guitarra a los almerienses.

En los años 50, ya instalado en los ambientes culturales, entra a trabajar en el Ayuntamiento de Almería, estando en el servicio de rentas, oficinas de registro, estadística y urbanismo, ocupación que simultáneo con la música perfectamente.

De sus sabios conocimientos bebieron un buen número de aficionados al cante, baile y toque, pero su labor no se limitó al folclore local, ampliando paulatinamente su campo de actividad a otro tipo de género musical, entre la que destacan su particular interpretación de pentagramas de Albéniz, Turina o Falla, o bien su conseguida versión de la “Farruca”. Los consejos de los poetas Celia Viñas y Manuel del Águila le llevaron a presentarlo en sociedad en un impresionante concierto en la primitiva Biblioteca Municipal “Francisco Villaespesa”. Tras esta presentación ante el público almeriense, llegaría con posterioridad la fundación del cuarteto “Manuel de Falla” y tiempo después el “Trio Richoly”, formado por el maestro y los hermanos Jesús y Francisco Miranda. Un grupo que le reportó grandes éxitos en sus continuas comparecencias públicas, con grabaciones discográficas incluidas.

El maestro que murió en Almería capital en 1995, tiene un busto (en Homenaje a su aportación a la cultura musical y por ser uno de los mejores guitarristas almerienses a lo largo de la historia) en la Plaza de la Administración Vieja, frente al edificio de la UNED.