Estación del Ferrocarril
Estación del Ferrocarril de Almería

Estación del Ferrocarril

El nacimiento del ferrocarril en Almería va unido esencialmente a la extracción del mineral del hierrode las sierras del interior. Se necesitaba un medio de transporte barato para dar salida al mineral de Alquife (Granada) y de la Sierra de los Filabres (Almería) hasta el Puerto de Almería. La línea Almería- Guadix se inaugurará en 1895, y la línea completa hasta Linares será inaugurada el 14 de marzo de 1899, permitiendo la conexión de Almería con el resto de la nación.

El antiguo edificio central de la estación es un bello ejemplo de la Arquitectura del Hierro, característica de las edificaciones industriales y funcionales de la segunda mitad del siglo XIX. El hierro se impondrá sobre los materiales tradicionales (piedra y ladrillo) por su consistencia para soportar grandes cargas y cubrir amplios espacios. El cristal, para cierre de paredes y cubiertas, era muy apropiado para obtener ligeras y diáfanas construcciones.

La fachada principal, hacia la plaza de la Estación, responde a un modelo de pabellón de tres cuerpos, estando el central y principal, construido con los dos materiales simbólicos de la nueva arquitectura: el hierro y el cristal. Creándose una enorme vidriera en el ingreso al edificio a modo de pórtico monumental, adecuada para recibir a los almerienses que utilizaban el nuevo medio de comunicación. En los cuerpos laterales, se utiliza la piedra y el ladrillo, revestido con cerámica vidriada.

X