Plaza de Toros

Plaza de Toros

La antigua Plaza de Toros, situada entre las calles Murcia, Granada (donde actualmente se sitúa el “Malecón de los Jardinillos”) y del Circo, cerca de la Rambla, fue construida en 1849. A finales de siglo se quedó pequeña e incómoda para las necesidades de la burguesía local, que era cada vez más numerosa y rica. Por este motivo, se organizó una sociedad por acciones (dirigida por lo más representativo de la burguesía almeriense), que compró los terrenos de la nueva plaza en la “Huerta de los López”, al final de la calle Calvario.

La primera piedra de la construcción se colocó el 13 de agosto de 1887, celebrándose una ceremonia pública a la que asistieron las autoridades locales. Las obras, dirigidas por los dos arquitectos oficiales de la ciudad, Enrique López Rull y Trinidad Cuartara Casinello, concluyeron en julio de 1888, siendo la capacidad oficial de la plaza de 1.054 personas.

La arquitectura de la plaza es ecléctica. Consta de una planta poligonal de veinte lados, tres de los cuales se adelantan en cuerpos salientes, formando portadas monumentales de acceso a la entrada de sol, la principal, y la entrada de sombra. En la entrada principal, hay sobre la clave del arco un escudo que muestra la cabeza de un toro junto a instrumentos característicos de la fiesta. En la construcción se observa la influencia árabe en los arcos de herradura del segundo piso

X