ACTUALIDAD

14 de junio de 2015

Almería, reina mora

Al-Mariyya, la perla del Mediterráneo en la época árabe andalusí, continúa guardando el embrujo de antaño. Y es que la […]

Reina Mora - Turismo Almerìa

Al-Mariyya, la perla del Mediterráneo en la época árabe andalusí, continúa guardando el embrujo de antaño. Y es que la historia vivida en las calles de la Medina sigue latente bajo los adoquines de sus callejuelas.

Pero no solo en las leyendas queda impresa la historia del pueblo musulmán en la capital. En la actualidad también afloran a la superficie múltiples expresiones de la Almería árabe. La Calle Real, en pleno centro histórico, es uno de los puntos neurálgicos de esta cultura y de sus costumbres. Con diversas tiendas y bazares que ofrecen sus productos típicos, tanto a marroquíes como a cualquier apasionado de la cultura musulmana. Además de especias o dulces tradicionales de miel y almendras, productos de piel, marroquinería y trabajos en metal labrado completan la colección de objetos traídos ‘del lejano Oriente’.

Para disfrutar con la gastronomía árabe, en la que se enraíza la andaluza, se puede acudir a diversos locales, como el restaurante Aljaima, que además ofrece hasta el día 21 un menú especial dentro de las Jornadas Gastronómicas de Cocina de Temporada. La  también céntrica ‘Tetería Almedina’ da la opción de probar desde deliciosos dulces árabes o cuscús hasta uno de sus aromáticos tés. También el ‘Café Cyrano’ se puede disfrutar de una amplia carta de tés, que van desde el marroquí hasta el pakistaní, aunque este no es el único espacio de la capital en el que degustar estas exóticas infusiones.

Y para continuar con las tradiciones traídas de tiempos antiguos, los baños árabes son otra de las opciones más relajantes que encontramos en la capital. Los baños ‘Al Hammam Almeraya’ y ‘Aire de Almería’ ofrecen circuitos y tratamientos para compartir con pareja o amigos, con diversas alternativas, como la de incluir masajes o tratamientos de belleza.

Y por si esto fuera poco, Almería se mueve a ritmo de danza oriental. Esta disciplina, tan sensual como mística, se puede aprender en escuelas de danza como la de la reconocida bailarina almeriense Cristina Samaniego. Para los que quieran maravillarse contemplando a las ondulantes bailarinas de su compañía, ‘Banat al Kamar’, el próximo 20 de junio podrán asistir a su nuevo espectáculo, ‘Badia Masabni. El comienzo’, en el Auditorio Maestro Padilla. Una oportunidad irrepetible para aquellos que quieran mirar tras el velo de esta danza y conocer lo que se esconce detrás: nuestras propias raíces.