ACTUALIDAD

17 de junio de 2015

Una tierra de dulce

La gastronomía almeriense es tan rica y variada como su propia tierra. Las mezclas entre frío y calor, playa y […]

Tierra de dulce - Turismo Almería

La gastronomía almeriense es tan rica y variada como su propia tierra. Las mezclas entre frío y calor, playa y desierto, calma y dinamismo, hacen de Almería un lugar en el que se puede disfrutar en cualquier momento. Así es también su gastronomía, que con sus exquisitos productos naturales, como verduras, frutas o excelentes pescados, no deja atrás la parte más dulce de la cocina. Y es que la repostería tampoco se nos resiste a los almerienses, que tenemos muchas especialidades para acompañar en nuestros cafés y meriendas, tan típicas de la capital.

Tradicionales y muy ricos son los borrachillos de Almería, que con un toque de vino blanco dan un vuelco a los clásicos. A estos aromáticos y crujientes dulces fritos cubiertos de azúcar y canela también se les suele añadir un poquito de anís y aunque son típicos de Semana Santa, se disfruta de ellos en cualquier momento del año.

Papaviejos REDUCIDA Puri
Papaviejos de ‘La Cocina de Puri Pastor’ http://goo.gl/33iUsq

 

También son varias las versiones que podemos encontrar en los distintos hogares almerienses cuando hablamos de papaviejos. Ya sean con patata o no, estas doradas bolitas parecidas a los buñuelos también se espolvorean con azúcar y canela. Más que suficiente para hacernos la boca agua.

Los pichichanes son además de un licor de la tierra un dulce típico de la capital. A estas bolitas elaboradas con el mismo licor se les atribuyen además poderes mágicos y amorosos, como reza la frase que se puede observar en su tradicional caja, “para enamorar”. Según la leyenda, para que se recuerde Almería y enamorarse de esta tierra, hay que probar los pichichanes.

LAGRIMICAS
Lagrimicas de Santa Ana de ‘Indalotes’ http://goo.gl/lBNGDl

 

Las lagrimicas de Santa Ana no se quedan atrás en lo que a buen sabor se refiere. Este dulce está  elaborado a partir de uno de los postres más característicos de la provincia, el merengue, y ​debe su nombre a su forma de pequeñas lágrimas. Además, se puede disfrutar en cuatro  variedades distintas: naranja, coco, almendra y chocolate. Una delicia para todos los gustos.

iNDALOTES
‘Indalotes’ http://goo.gl/lBNGDl

 

Pero sin duda, los dulces más representativos de la ciudad son los indalotes. Este producto de gran valor gastronómico y cultural está elaborado a partir de naranjas del Andarax y almendras de la Alpujarra. Su característica forma, la de nuestro símbolo más internacional, los hace inconfundibles. También existen dos versiones: la tradicional y la de chocolate, pero en cualquiera de los casos, un indalote de Almería es el regalo más dulce que se pueden llevar a casa los visitantes de nuestra tierra.