ACTUALIDAD

11 de agosto de 2015

Ajoblanco almeriense

Almería es tierra de buen comer y cuenta con muchas tradiciones culinarias propias. Hoy hablaremos de una de sus especialidades […]

Ajoblanco almeriense - Turismo Almería

Almería es tierra de buen comer y cuenta con muchas tradiciones culinarias propias. Hoy hablaremos de una de sus especialidades más sabrosas, el ajoblanco. En este caso, esta exquisitez de gran sencillez es muy popular en otras provincias andaluzas como Granada, Jaén, o Málaga, al igual que en Extremadura. Sin embargo, el ajoblanco almeriense es diferente a todos ellos, ya que la variedad de nuestra tierra no se presenta como una sopa fría, más cercana a la vichyssoise.

Ajoblanco 2

El ajoblanco almeriense es una crema espesa que como su propio nombre indica contiene ajo, pero también pan, almendras molidas, agua, aceite de oliva y sal. En tiempos de escasez, como en la posguerra, las almendras, el ingrediente más caro y difícil de conseguir, se sustituía por harina de habas secas en algunos casos. Aún así, el auténtico corazón de este plato son precisamente estos frutos secos que le dan un toque tan especial.

Untado en pan o a cucharadas, a solas o acompañado con pasas, esta crema es perfecta como acompañamiento o primer plato. Además de popular en todas las casas almerienses, es una tapa muy típica. A los que nos visiten, los invitamos a degustarlo, y a los más atrevidos, los animamos a probar a hacer la receta del ajoblanco de Almería.

¡Buen provecho!

Fdo: Alejandra Hernández Balboa

Consultora de comunicación. Contraportada