ACTUALIDAD

23 de enero de 2016

Sabor a mar

Si vienes a visitar Almería, una de las cosas que amarás es nuestra gastronomía. Pero es que además de buenos […]

Sabor a mar - Turismo Almería

Si vienes a visitar Almería, una de las cosas que amarás es nuestra gastronomía. Pero es que además de buenos cocineros y una tradición rica en matices, nuestros productos son de la mejor calidad. La materia prima que nos trae el mar es una de las apuestas seguras en la mesa almeriense, así que para ponéroslo fácil, os vamos a presentar algunos de los pescados típicos que podréis degustar en nuestra tierra.

El rey es sin duda el Gallo Pedro, además de por la calidad de su carne, porque está exquisito ya sea frito, a la plancha o… ¡de cualquier forma! Este pescado con nombre propio es más sabroso incluso que el rodaballo, de carne sabrosa, blanca y firme y con casi tanta cabeza como cuerpo. Imperdonable irse de Almería sin probarlo.

3333333 0018

Las pintarrojas no son menos típicas, aunque en este caso lo más usual es encontrarlas troceadas en una cazuela de fideos. Pueden llegar a medir ¡hasta un metro de longitud! Su nombre viene de sus lomos moteados.

Muy finos y típicos del Levante almeriense son los galanes, también llamados loritos. Recuerdan a los salmonetes por sus escamas rojas y carne blanca, aunque son más aplastados. A pesar de ser pequeños se pescan con caña, uno a uno. Quizá esta es una de las razones de que sean uno de los pescados más caros de España.

222222222 0006

Y un todoterreno del que se aprovecha absolutamente todo, el pollico. Frito está bueno, pero su cabezas y sus raspas dan un caldo insuperable para arroces, fideos o cualquier otra elaboración. También de carne blanca y fina, se pueden cocinar enteros o limpiarlos antes, según su tamaño.

El rape, la caballa o los salmonetes también son típicos en esta zona y no son estos los únicos manjares que nos regala el mar. Aunque no sean pescado, la caracola, la jibia o las gambas rojas son otras delicias que te esperan en Almería para disfrutar de una explosión de sabor a mar.