ACTUALIDAD

13 de febrero de 2017

Almería enamora a los turistas con su visita guiada especial por San Valentín

La Plaza Campoamor, donde existe la tradición de que las parejas coloquen un candado como prueba de amor, fue el […]

Visita San Valentin 1 uai - Turismo Almería

La Plaza Campoamor, donde existe la tradición de que las parejas coloquen un candado como prueba de amor, fue el fin de fiesta de una visita especial, y muy original, que el Área de Promoción de la Ciudad organizó ayer para celebrar San Valentín, que oficialmente se festeja mañana, día 14 de febrero. A esta cita respondieron un centenar de turistas que disfrutaron de un romántico paseo por la ciudad, en el que hubo tiempo para bailar un tango, participar en juegos por parejas y disfrutar de la ciudad con la persona amada. “Queremos que tanto los almerienses como los turistas vivan la experiencia de una ciudad auténtica como es Almería, que ofrece rincones únicos para todo el año. También en esta fecha tan romántica, como es San Valentín, un buen plan es pasear con tu pareja por el centro histórico”, afirma la concejala Lola de Haro.

La visita tenía como nombre ‘Las flechas del amor’ y ha llenado el corazón de los participantes con bailes, juegos y sorpresas, en dos horas deliciosas en las que las parejas han disfrutado de un entorno mágico. Una ruta guiada y gratuita para fortalecer el vínculo emocional con turistas y almerienses, que ha permitido ver Almería con otros ojos y descubrir algunas de las curiosidades que la convierten en un enclave ideal para el amor. Una visita especialmente pensada para adultos y parejas en la que el romanticismo y la pasión brotó en las céntricas calles de Almería. Algunos de los asistentes quisieron compartir su amor y la visita con sus hijos, los cuales también se mostraron encantados con las actividades organizadas.

El recorrido preparado por el Área de Promoción de la Ciudad comenzó en la Plaza Vieja, continuó por la Puerta de Purchena, Plaza de San Pedro y siguió con un espacio menos conocido como es la Plaza Careaga, siguió por la Plaza de la Catedral y terminó, como no, en la Plaza Campoamor. La lluvia, que de manera interminente apareció en la mañana de ayer por las calles, no hizo más que aportar un paisaje aún más romántico para visitar. Las parejas disfrutaron con los juegos preparados, se sorprendieron de la belleza estética de diferentes rincones del casco antiguo, y compartieron una experiencia única, y una forma muy original de celebrar San Valentín. De esta manera, la ciudad se vistió de Cupido ayer, domingo, con este romántico paseo, como antesala del día de San Valentín.¡Feliz Día de los Enamorados!.