Almería, una ciudad de historias que contar

Almería, una ciudad de historias que contar

Antiguamente, las personas mayores se sentaban en las puertas de las casas a la “fresca” de esas tardes de verano que se convertían en noche. Los más mayores se aventuraban a contar grandes historias de un pasado que ya no volverá. A día de hoy, esos cuentos se trasmiten cada vez menos perdiendo la esencia de la narración pero otras pasan de generación en generación y perviven en las memorias y recuerdos de quienes las oyen.

Almería, una ciudad encantada a los pies de la Alcazaba. Con sus pequeñas calles, su historia a veces misteriosa y desconocida por los que la habitan. Almería, una ciudad de cuento, se alza majestuosa en su bahía, observando el mar que se abre camino hacia el Mediterráneo. Una ciudad con historia. Historias de tiempos mejores y de tiempos peores. Historias de moros y cristianos. Ciudad de piratas durante un tiempo. Deshabitada en otro tanto.

Precisamente de cuento son las tres visitas guiadas teatralizadas que hemos propuesto desde el Área de Promoción de la Ciudad para el mes de agosto. Las visitas repartidas en el mes de agosto serán el viernes 3 de agosto con ‘Cuentos que te encantan’, una visita animada al casco histórico. El sábado 11 con ‘Tesoros de Almería’, en la que los más pequeños disfrutarán de juegos y canciones. Y ‘Los orígenes de la gastronomía’, el sábado 18, una recreación histórica para poner en valor los orígenes de la gastronomía. Todas darán comienzo a las 20.00 horas.

La manera de conocer estas historias y que sobre todo, que los más pequeños las conozcan, es llamando al teléfono de la oficina de Turismo, 950210538 o acudiendo de forma presencial. La entrada tendrá un coste de 4 euros siendo gratis para los menores de 6 años y reduciéndose a 3 euros para los menores de 18 años.

En estas visitas se disfrutará en primera persona de Almería, con su Catedral Fortaleza que protegía en tiempos difíciles a sus vecinos. Su Mercado Central con los pescados que recorren la costa levantina.  El Paseo de Almería, que en tiempos de antaño, camino de burgueses y coches de caballos, en dirección al Teatro Cervantes. Sus conocidas como ‘4 calles’ con sus bares y vida nocturna.

Los más pequeños son aquellos que ven magia en calles donde otros solo ven aceras y fachadas. Son los niños los que hacen el mundo más bonito menos cruel y más especial. Buscar entre las calles historias que contar, tesoros y mundos que descubrir o canciones que recordar

A veces un mundo desconocido a nuestros ojos recorre las calles que vemos en nuestro día a día. Unas calles que quieren contarnos una historia, que tienen vida propia, que nos acompañan día sí y día también. La magia reside a veces en los lugares más insospechados. Y hay veces en los que encuentras a personas que deleitan los oídos de los demás contando historias que pase el tiempo que pase, perduraran en nuestra mente y corazones y que seguirán trasmitiéndose por más generaciones.

Almería, una ciudad de cuento para visitar en los recorridos teatralizados que proponemos en agosto.

X